Una puntuación bastante baja, para lo visto, en el programa corto (45,20 para la técnica y 46,64 en componentes, total: 91,84), le llevó a terminar tercero por detrás de los rusos: Mikhail Kolyada (100,49) y Alexander Samarin (91,97). «Si yo patino mal y no quedo en una buena posición no me enfado, pero si patino bien y no me ponen lo que me deben sí que lo hago», había afirmado Javier Fernández el jueves.

El bronce lo tenía asegurado y la plata, al alcance de su mano. El oro se atisbó casi como un sueño imposible. Fernández ejecutó el programa, con el que ganó el bronce olímpico, ajustado a los nuevos cambios del código que, entre otras modificaciones, exige una música 30 segundos más corta y un salto menos. Saltó a la pista consciente de la puntuación lograda por Alexander Samarin. Sexto en 2018, el ruso bordó su programa. Logró 177,87 para un total de 269,84 en su tercera participación en un Europeo.

 

Somos una Consultora de Gestión e Intermediación Financiera.

El asesoramiento es parte de nuestra implicación con los clientes.

Inmobiliaria, Industria, Comercio, Patrimonio, Inversión.

info@onixtm.com
 

Single & Ocio es otra forma de enfocar la vida en sociedad.

 
info@singleyocio.com