«Jordan es un mentiroso. Si quiere, lo arreglaremos como hombres»

El ex jugador de los Chicago Bulls de la NBA Horace Grant, durante una entrevista

The Last Dance ha concluido, pero no por ello vamos a dejar de hablar de Michael Jordan. De sus grandes éxitos y sus momentos históricos, increíblemente numerosos, pero también de sus oscuros, esa parte que no todo el mundo sabía y que muchos se han sorprendido en descubrir. Al final, resulta que el considerado por muchos mejor jugador de la historia, tenía comportamientos cuestionables con sus compañeros y rivales. Y que, y esto es lo más sorprendente, su contacto con la generación a la que dominó es absolutamente irrisorio. Las declaraciones de Reggie Miller sobre ese puñetazo que le quiere dar, de Charles Barkley hablando del enfado de His Airness con sus declaraciones o la inexistente relación que tiene con Scottie Pippen, su compañero de faenas, han sido solo algunas de las cosas más comentadas de un documental en el que tampoco ha aparecido, ya en el terreno más personal, su ex mujer Juanita. Una persona muy importante en su vida pero con la que no parece haber acabado muy bien.

El último en hablar de las polémicas formas de Jordan ha sido uno de sus ex compañeros. Ya lo hicieron Will Perdue o Craig Hodges, que no le dedicaron palabras especialmente bonitas; y ahora lo ha hecho Horace Grant, que sale en algunos momentos del reportaje. El ala-pívot, compañero de His Airness en el primer triplete de los Bulls, se ha mostrado espectacularmente crítico con el documental, una loa al jugador que obvia el título y se centra, casi de en su totalidad, en su persona. Y también con las palabras que el propio escolta le dedica, acusándole explícitamente de filtrar a Sam Smith todas esas cosas que nadie quería que se supieran cuando el periodista publicó The Jordan Rules, un libro con el mismo nombre que la táctica empleada por los Bad Boys de los Pistons para frenar a la estrella y eliminar a los Bulls en tres ocasiones consecutivas durante los playoffs. 

«Jordan es un mentiroso«, declaraba recientemente Grant en declaraciones realizadas para la ESPN en Chicago y recogidas por CBS. En la misma entrevista, el ex jugador reta a Jordan a resolver las cosas «como hombres«. «Sam y yo siempre hemos sido grandes amigos, todavía lo somos. Pero por la santidad de ese vestuario, nunca pondría nada personal ahí fuera«, dice sobre su relación con el periodista. El ala-pívot, cuatro veces campeón de la NBA (ganó también con los Lakers en 2001) acusa también a Jordan de ser «un rencoroso» y cita como ejemplo la ruptura en su relación con Charles Barkley, cuando unos comentarios del hoy analista sobre la gestión de Michael en los despachos acabaron con una amistad de más de veinte años.

Grant también ha mencionado el episodio de la cocaína revelado por el propio Jordan en el documental, algo que no ha gustado a todo el mundo y que ya fue duramente criticado por Craig Hodges. «Me dice que soy un soplón, pero aún así, después de 35 años, menciona su año de novato, yendo a una de las habitaciones de sus compañeros de equipo y viendo coca, marihuana y mujeres. Desde mi punto de vista, ¿por qué quería mencionar eso? ¿Qué tiene que ver eso con algo? Si quieres llamar a alguien un soplón, es a él mismo«, se pregunta el ala-pívot, que ha acusado también al documental de estar dedicado única y exclusivamente a hablar de Jordan.

La realidad es que la resaca del documental está dejando mucha polémica. Habrá tiempo para analizar todo en su conjunto, pero incluso un estracto de las memorias de Jerry Krause publicado estos días exculpaba parcialmente al directivo de ser el responsable de la retirada de Jordan. Lo cierto es que el modo de liderar de la estrella tuvo sus frutos a la hora de ganar títulos, pero también a la hora de granjearse un gran número de enemigos. O, al menos, de gente que no está del todo de acuerdo con su comportamiento, hoy más cuestionado que nunca. Todo de ello forma parte, claro, de la identidad de un jugador que, independientemente de lo bueno y lo malo, tiene un legado tremendo dentro del deporte en general y del baloncesto en particular.

La mayor derrota de Michael Jordan: un divorcio de 168 millones… y la cláusula a su nueva mujer

Pocas personas en el planeta encarnan mejor el icono del triunfador como Michael Jordan. En el deporte y en la vida. Sus éxitos baloncestísticos se cuentan por decenas en títulos y reconocimientos, y sus logros empresariales, por miles de millones de ganancias. La palabra derrota casi nunca figuró en su diccionario vital. Difícil asociarlas con su nombre, como el agua y el aceite.

Pocas veces el mito tuvo que agachar la cabeza ante alguien, pero lo hizo. Una de ellas, la más dolorosa, ante su exmujer, que le infligió con su divorcio si no la derrota más dura, sí la más cara de su exitosa existencia. El hombre que reinó en el baloncesto mundial de forma tiránica durante más de una década, fue noqueado fuera de las canchas por Juanita Vanoy (1959), la mujer con la que estuvo casado 17 años (1989-2006).

CONQUISTÓ A JORDAN NO HACIÉNDOLE CASO

Ambos se conocieron en un club nocturno durante el segundo año de Jordan en los Bulls. Juanita había trabajado de modelo y coincidió con él en una fiesta, donde les presentó un amigo común. Ella conquistó el corazón del mito no haciéndole caso, tal y como confesó el exjugador en su autobiografía ‘Taking to the Air’. Le atrajo por no lanzarse directamente hacia él como hacían todas las mujeres que conocía. Y no la dejó escapar. El 2 de septiembre de 1989 se casaron en Las Vegas, con Juanita ya embarazada de Jeffrey, el primero de sus hijos.

Los primeros 13 años de su matrimonio, según amigos íntimos de la pareja, fueron muy buenos. Tuvieron tres hijos (Jeffrey, 1988, Marcus, 1990 y Jasmine, 1992), y la complicidad de la pareja era total. Hasta que en 2002, por sorpresa, iniciaron los trámites de la separación citando diferencias irreconciliables que parecían conduicir a una ruptura irreparable del matrimonio.

RUMORES DE INFIDELIDADES Y DIVORCIO

Finalmente no consumaron el divorcio, Juanita retiró la demanda de separación y hubo una reconciliación efímera. Cinco años después, entre rumores de infidelidades, sellaban de mutuo acuerdo la separación por la que Juanita percibió 168 millones de dólares. Fue la mayor derrota, en el plano moral y sobre todo en el económico, del mito. Uno de los divorcios más caros de la historia en ese momento, calderilla para un tipo como él que a día de hoy atesora una fortuna de 1.900 millones.

La exmujer de Jordan recibió además en el acuerdo una mansión en Chicago de 745 metros cuadrados con todo tipo de lujos que vendió siete años después por 3,7 millones. Con parte de su herencia compró otro casoplón en el River North, la zona más exclusiva de Chicago, por 4,7 millones, y montó una empresa, VanoyJordan Enterprises LLC, dedicada al mercado inmobiliario.

ALECCIONÓ A SUS HIJOS PARA QUE NO INTENTARAN SER SU PADRE

Juanita siguió siempre muy de cerca la educación de sus vástagos y se preocupó de que el aura de su legendario padre no les perjudicase. «Era importante para mí que no intentaran ser su padre», dijo en 2013 a Crain’s Chicago Business en la única entrevista que ha concedido en su vida y en la que habló de su relación con su ex. Y sus hijos se lo agradecieron. «A pesar de que teníamos tantos focos y tanta publicidad sobre nosotros, ella se aseguró de que viéramos a nuestra familia, de que visitáramos el barrio sur de Chicago y de que nos convirtiéramos en individuos de éxito, no solo en los hijos afortunados de Michael Jordan», confesó Jeffrey, el primogénito.

Marcus y Jeffrey llegaron a jugar al baloncesto en la universidad, pero lógicamente estaban a años luz de su progenitor. «Les dije que nunca llevase el 23 en sus camisetas, que eso les ayudaría», aseguró Juanita. También su padre sabía el peso que llevaban con su ilustre apellido, como reconoció en 2009 durante su discurso de entrada en el Hall of Fame: «Vosotros tenéis una pesada carga, no me gustaría estar en vuestra posición», dijo en referencia a sus hijos.

RELACIÓN CORDIAL POR EL BIEN DE «LOS NIÑOS»

En la citada entrevista Juanita habló de cómo era su relación con su exmarido: «La mayoría de nuestras conversaciones son sobre los niños». Sus hijos, que hoy ya no lo son tanto. Jeffrey (32), Marcus (30) y Jasmine (28) trabajan en la actualidad como ejecutivos en Jordan Brand (su hija llegó a estar en el staff de los Wizards), la división que la multinacional de ropa deportiva Nike creó para Michael Jordan y todos los productos que llevan la imagen del exitoso Jump Man.

Juanita explicó cómo llevó la separación del mito: «El divorcio fue algo nuevo para mí. Tuvimos que aprender a comunicarnos mejor. En esos momentos no se trata de uno mismo o de tu expareja, se trata de asegurarse de que los niños iban a estar bien». En 2002 Lois Romano, exeditora del Washington Post escribió en Chicago Tribune sobre la personalidad de la ex del mito: «Cualquiera que conozca a Juanita te dirá que nunca se vio intimidada por Michael, nunca le cegó el dinero y la fama del legendario jugador».

Y su vida tras divorciarse de él cambió radicalmente: «Quería simplificarlo todo y reducir mi estilo de vida. Tuve que hacerlo porque no quería vivir en una casa enorme. Quería enfocarme en las cosas básicas: mis hijos y mis buenos amigos». Además de convertirse en una especialista en la compra y venta de bienes inmuebles, es coleccionista de arte, practica yoga y le encanta viajar por Europa. Hace unos años inició una nueva relación sentimental, pero sigue manteniendo una relación cordial con su famoso exmarido. Como suele ser en estos casos, por el bien de sus hijos.

sólo hizo un comentario sobre la nueva pareja de su marido, la modelo cubana Yvette Prieto (41). «No recuerdo que él haya dicho: ‘Por cierto, me voy a casar’. Estas palabras las pronunció Juanita en 2013, y en mayo de ese mismo año Jordan se casó con Yvette. Nada peor que decirle al mito que no era capaz de hacer algo para que lo hiciese.

ACUERDO PREMATRIMONIAL CON YVETTE, UN MILLÓN POR CADA AÑO

no está dispuesto a repetir errores en su nueva relación. Según la revista National Enquirer Michael Jordan e Yvette Prieto habrían firmado un acuerdo prematrimonial que evitaría que ella tuviera acceso a la fortuna del exjugador (cifrada en 1.900 millones), y por el que Yvette recibiría un millón por cada año que estén casados; si el matrimonio supera la década de duración, la cifra pasaría a ser de cinco millones al año. «Michael adora a Yvette, pero eso no ha afectado a su sentido común», aseguraba una fuente del entorno de Jordan a la citada revista. No está dispuesto a repetir el escabroso y caro divorcio que vivió con Juanita.

La modelo cubana, criada en Miami, fue conocida en España por su relación con Julio Iglesias Jr. con quien llegó a protagonizar una portada de la revista Hola en noviembre de 2001, Jordan ha tenido con ella dos niñas gemelas, Ysabel y Victoria, de seis años, que son su debilidad. Las pequeñas de seis años ni siquiera intuyen aún que su papá es el deportista más famoso del mundo.

Alemania da luz verde a la fase final de la Liga de baloncesto

Alemania da luz verde a la fase final de la Liga de baloncesto

La liga alemana de baloncesto (BBL) ha recibido permiso del gobierno regional de Baviera para concluir su temporada con una fase final de 10 equipos en el Audi Dome de Múnich.

El baloncesto en Alemania lleva suspendido desde mediados de marzo debido al brote de coronavirus, pero la Bundesliga de fútbol ya se reanudó el pasado fin de semana bajo un estricto protocolo sanitario y ahora le sigue el deporte de la canasta.

Así, la fase final de Múnich comenzará el primer fin de semana de junio con la participación de Bayern Munich, MHP Riesen Ludwigsburg, Hakro Merlins Crailsheim, Alba Berlin, EWE Baskets Oldenburg, Rasta Vechta, Brose Bamberg, BG Goettingen, ratiopharm Ulm y Fraport Skyliners. Los equipos se dividirán en dos grupos de cinco antes de pasar a cuartos de final, semifinales y la final que decidirá al campeón. El objetivo es concluir antes del 30 de junio.

Para disputar este torneo, la BBL ha seguido el ejemplo del fútbol en el desarrollo de un protocolo que agrupará a todos los jugadores en cuarentena en un hotel durante todo el torneo. Antes, todos los equipos tendrán alrededor de tres semanas para prepararse en sus respectivos pabellones, aunque siempre sujetos a la aprobación de las autoridades sanitarias locales.

¿Por qué no aparece ni un segundo la exmujer de Jordan en The Last Dance?

Juanita Vanoy y Michael Jordan, durante una rueda de prensa del mito.

Quizá sea la persona que más y mejor ha conocido a Michael Jordan, pero no aparece ni un sólo segundo en el documental ‘The Last Dance’ sobre el último año en los Bulls del exjugador. El silencio de Juanita Vanoy (1959), la mujer con la que estuvo casada durante 17 años es enigmático, porque podía haber dado mucho juego. Fue su pareja, su confidente, la madre de sus tres primeros hijos y, a juicio de muchos, la que mantuvo al mito con los pies en el suelo.

Dave Zirin, editor deportivo de The Nation, lanzaba la pregunta al aire en las redes: «Los periodistas veteranos dicen que Juanita era el sabio búho posado en el hombro de Jordan que evitaba que este mostrara su lado más oscuro. ¿Por qué no sale en el documental?, ¿ni una sola cita? Es curioso», se preguntaba en Twitter, como también lo hacen muchos aficionados y espectadores de la serie de Netflix y ESPN, extrañados por su misteriosa ausencia. Es como si no hubiese existido.

Nadie se explica por qué no aparece en el documental Juanita, la que vivió a su lado su transformación en estrella y su crecimiento personal. Extraña que aparezcan su madre, su hermano y hasta exparejas de sus compañeros, como Carmen Electra. Pero de Juanita ni rastro. Damon Amendolara, presentador deportivo de CBS Radio, dio su versión: «Juanita no forma parte de ‘The Last Dance’ para proteger a Michael. O ella no ha querido aparecer o Michael no quiso que apareciese. Sin duda es un vacío relevante en el documental».

El director de The Last Dance, Jason Heir, quiso restarle importancia a la ausencia de la exmujer de Jordan en el documental cuando fue preguntado por ella en la promoción de la serie: «No estaba interesado en la opinión de sus esposas ni de sus hijos. Hemos contado con los narradores que queríamos y hemos contado la historia desde todos los puntos de vista», dijo en The Athletic.

Es cierto que ni Juanita ni Yvette, su segunda mujer, aparecen en la serie, pero alguno de sus tres hijos mayores sí llegó a habalar con el director. Al menos uno, Marcus, el mediano, que dijo en las redes sociales que esperaba que se emitiesen sus palabras sobre su padre. Parece que su deseo no fue complacido.

Las elucubraciones en torno a la ausencia de Juanita en el documental no dejan de sucederse. Hay quien apunta que su millonario divorcio, por el que percibió 168 millones de dólares en 2007, incluía una cláusula de confidencialidad para no revelar nunca ningún aspecto íntimo o personal de su famoso exmarido a costa de perder ese dinero.

Esa presunta ley del silencio explicaría que haya rechazado ofertas millonarias en los últimos años por revelar historias de la vida privada entre ambos. Otros sostienen que fue el propio Jordan quien vetó su presencia en la cinta al ser preguntado por el director de la misma. Y los hay que piensan que fue la propia Juanita, que ha mostrado una ejemplar discreción desde su separación, la que se negó a participar en el show de su ex. Sólo ellos saben el auténtico motivo.

Calderón: «Si hay campeón de la NBA, no va a tener asterisco»

Calderón: "Si hay campeón de la NBA, no va a tener asterisco"

En noviembre, el extremeño José Manuel Calderón anunció su retirada del baloncesto después de una carrera profesional que ya es historia del deporte español y en la que brillan ocho medallas con la Selección y catorce años en una NBA con la que sigue muy vinculado. Desde el pasado otoño, vive en Nueva York y ocupa el cargo de asistente especial de Michele Roberts, directora ejecutiva de la NBPA, el sindicato que representa a los 450 jugadores profesionales de la Liga estadounidense. Un puesto de nueva creación que le permite curtirse en los despachos, hacia donde no niega que le gustaría enfocar su futuro profesional, y donde hace de enlace entre los vestuarios y las oficinas del sindicato y la Liga. Una posición por lo tanto privilegiada para analizar la actualidad de una NBA que trata de salvar la temporada 2019-20 y minimizar el impacto económico que ya está teniendo en la Liga la crisis del coronavirus.

El asterisco será por lo que ha pasado a nivel mundial, será la temporada que se recordará por eso. Luego si se juega el campeonato hay que ganarlo, y todos van a estar en las mismas condiciones para intentarlo. Casi nadie habla de asterisco en los Spurs de 1999 porque había habido lockout. Nadie dice que Tim Duncan ha ganado cuatro anillos normales y uno con asterisco. Eso no tiene sentido, todos están en las mismas condiciones, todos tendrían un mes de preparación, el mismo formato sea el que sea… tendríamos final de temporada y campeón, y ojalá sea así. Si todo el mundo acepta jugar, es un campeonato y eres el campeón de la NBA si lo ganas. La gente va a hablar de este año, claro. Vamos a hablar de 2020 durante toda la vida porque es una locura todo lo que está pasando. Cualquier trabajo va a tener asterisco, pero no porque valga menos. De hecho, puede ser todo lo contrario, quizá debería valer más. Parar dos meses y medio o tres meses, volver y jugar unos playoffs, tener la dureza física y mental para hacerlo… igual el asterisco tendría que ser casi más porque vale el doble. Mentalmente esto tiene que ser durísimo para todo el mundo.

Aquí su Publicidad

En Web & Radio

info@alicuota.org

640 38 19 07

   

Síganos.

No opinamos, informamos.

Patrocina